viernes, 22 de febrero de 2013

VARADO EN EL OLVIDO



Aquella noche lenta
cuando los vientos peleaban,
el ajetreo de la arboleda
que ahondaba aun  más
en su triste pérdida,
 calló al fin la voz
de mi flaqueza interior.
¡Los pinos cantan!
Puedo oírlos susurrar,
puedo verlos, sentirlos…
¡Existo!
Pienso en silencio, descalza,
después retomo el camino,
 y apresándolo en el pasado,
decidida, lo olvido.
¡Los pinos cantan!
Es verdad, los pinos cantan,
allá entre los últimos
de los que apenas
me llega su melodía,
acariciando sus copas
y buscando la humedad del mar,
yace la mirada de esos ojos,
frente a la cola del barco,
y la mirada de los míos propios.

Poema escrito en 1994
Soraya

viernes, 19 de octubre de 2012

PALABRAS PARA UN VIERNES CUALQUIERA

¿Por qué estoy tan callada?
decidí coger el carro, llenarlo de esperanzas

y salir a pasear por esos caminos que nos dirigen a lo deseado.
De color y de vida me visto cada mañana,
dibujo arcoíris en la oscuridad de mis lentes
y pongo algodones de azúcar donde habitan nubes grises.
Me reúno con almas de misma especie,
almas decididas a seguir caminando
a seguir reivindicando por derecho, y con hechos,
en la calle, y en esa "nuestra calle".
Aquí sigo enfurecida, indignada, cabreada,
decepcionada en esta mierda de mundo,
me revuelco para soltar la rabia y calmar mi alma.
Una vez, calmada, miro los rayos de sol que se abren paso
por debajo de mi puerta
hasta calentar mi ventrículo izquierdo,
llenando de esperanzas todas las alas de mi cuerpo.
No, no me he ido, sigo luchando con las Armas que tengo y con
las Almas que cuento,
... con los míos.
por el día que nos sorprenda esa sonrisa que nos abra las puertas a 
la Libertad


Nació a raíz de mi publicación en facebook el viernes 19 de octubre de 2012.

domingo, 8 de julio de 2012

Mi siesta



Bajé mis persianas
a plena luz del día,
para que el sueño me llevase
al abrigo de la tarde.


Buscaba espacio 
para estirar pensamientos,
relajar cada músculo de mi cuerpo
y llenar vacíos de mi mente.

Se apoderaba de mi.
Sentí que el sueño 
se apoderaba de mi.
Una, dos, y hasta tres veces,
sutilmente me llevaba
recorriendo lentamente mi cuerpo,
un aire adormecedor 
que me encarcelaba.

Repentinamente desperté.
Una y otra vez,
cada vez que notaba su presencia
mis ojos volvían a abrirse
a la luz del día.

Y así, una y otra vez,
desde siempre.
Mis ojos sólo se cierran
y se relajan de noche.
Cuando la oscuridad 
les concede un descanso.

8 de julio de 2012
Yo misma

sábado, 7 de julio de 2012

¡ Va por ustedes !




No tengo ganas de escribir.
Quizá no haya nada que contar.
Porque quizá nada pasa.
Quizá mi garganta esté rota.
O mi muñeca no articule movimiento.

Ayyyy!!!

A mi izquierda.
He derramado la taza de café sólo.
He dado de beber al ratoncito que merodeaba por mi mano.
Ha saltado por los aires con tal mala suerte.
Que la tinta blanca se extiende lentamente por el teclado.

Mediodía, en Coria del Río.

De nuevo suenan cohetes.
De puta madre "si señó".
¡Vamos a celebrarlo!

Mis manos... color café con leche.

6 de julio de 2012
Yo misma

miércoles, 4 de julio de 2012

¿Seremos Replicantes?

El domingo hizo siete meses que no me sentaba frente al televisor, salvo para ver las noticias de la 7.15 de la mañana acompañando mi primer café solo (simplemente para poder contrastar datos). No es algo que me haya propuesto ni ninguna infantil promesa, es que no se me apetece, me aburre, me cansa y lo peor de todo "me distrae...". No quiero que nada ni nadie me distraiga, porque están pasando cosas lo suficientemente graves como para dejarme distraer con mentiras, memeces, cabronadas, historias tristes en las que me reflejo y falsos e hipócritas minutos de felicidad a los que pueda aferrarme y me hagan olvidar lo que está pasando. No quiero que me distraigan, no quiero distraerme, y eso no quita el que busque mi felicidad y el que sea feliz en cada minuto que así se me presente. La hipocresía no es mi fuerte, sonrío solo cuando me sale, a veces ni cuenta me doy,  pero el mundo nos aplasta y seguimos mirando hacia abajo, ¿podéis decirme por qué fingir una sonrisa?, porque a mi la verdad es que "no-me-sa-le"

Ayer después de siete meses y sumergida en un saco de colapso mental en el que me encuentro (debe ser la edad), estuve recordando la película Blade Runner (por aquí os dejé algunas frases y una escena), de ahí que se me propusiera el volver a verla. Dude solo unos minutos...

Después del almuerzo nos sentamos frente al televisor. Volví a ver BLADE RUNNER. Joder, que historia tan llena de ternura y crueldad al mismo tiempo. 

Me pregunté lo siguiente; 
- ¿Ciencia ficción? ¿Hasta qué punto?

- ¿Quién coño me puede demostrar que no somos Replicantes, qué no estamos creados al antojo de otros, qué no se nos hace bailar como marionetas, qué no tenemos nuestra fecha de caducidad?

- Este mundo es una falsa en dimensión 3D y una historia de ciencia ficción.

- ¿Alguien puede demostrarme lo contrario? 

- ¿Alguien puede demostrarme que Dios existe? Si no es así, entonces déjenme pensar que podamos ser Replicantes y solo así podré entender la pasividad de esa inmensa mayoría del pueblo que permanece impasible ante la injusticia que estamos sufriendo.

Tachadme de loca si queréis, pero cuidado conmigo, que se lo puedo chivar a LUCIFER ;-)


3 de julio de 2012
Yo misma

viernes, 29 de junio de 2012

Naufragio inconcluso


Este temporal a destiempo, estas rejas en las niñas
de mis ojos, esta pequeña historia de amor que
se cierra como un abanico que abierto mostraba a la
bella alucinada: la más desnuda del bosque en el
silencio musical de los abrazos.

Alejandra Pizarnik

SOUS LA NUIT


Los ausentes soplan grismente y la noche es densa.
La noche tiene el color de los párpados del muerto.

Huyo toda la noche, encauzo la persecución y la fuga, canto un
canto para mis males, pájaros negros sobre mortajas negras.

Grito mentalmente, me confino, me alejo de la mano crispada,
no quiero saber otra cosa que este clamor, este resolar en la noche,
esta errancia, este no hallarse.

Toda la noche hago la noche.

Toda la noche me abandonas lentamente como el agua cae
lentamente. Toda la noche escribo para buscar a quien me busca.

Palabra por palabra yo escribo la noche.

De "Textos de sombra y últimos poemas" 1982
Alejandra Pizarnik